Entrevista Monitores-Jugadores: Parte I

Entrevista con los monitores que en su día fueron jugadores de nuestra región.

"Los jugadores de hoy son los monitores de mañana"

Justo antes del regional he rastreado la zona y he contactado con los monitores de los diferentes clubs de Castilla la Mancha que en su día disputaron el regional por edades, para hacerles una entrevista vía email y así poder escuchar sus experiencias y sus puntos de vista.

Los monitores cazados han sido:

Desde Ciudad Real:

  • Ángel Espinosa, MI del Club Ajedrez Ciudad Real.
  • Ramón Mañas, por parte del Club Ajedrez Los Molinos.
  • Nuestro MF, Carlos García Moreno.
  • Eduardo López, el monitor de nuestro club.

De Toledo:

  • Luis Miguel Monreal, de Nuestro Ajedrez en Europa.
  • María Alonso Vara, del Club Ajedrez Bargas Soliss.

Desde Albacete:

  • Pablo Tierraseca, de Parque Sur.
  • Los monitores de La Roda en su conjunto, con Julián González, Mario González y Asunción Martínez.
  • José Vicente Jiménez, MF del Club Ajedrez Excalibur.

Os dejo con la primera parte de la entrevista y espero que la disfrutéis tanto como nosotros:


Hola!

Empezamos esta entrevista. Me pareció buena idea poder juntar en unas preguntas las opiniones de los monitores de Castilla la Mancha que antes han sido jugadores de un torneo como el que va a empezar el próximo viernes en Ciudad Real, el campeonato regional por edades. Al fin y al cabo todos hemos pasado por un torneo como ése y tenemos seguro muchas cosas que contar del mismo.

Clases Visier

1. ¿Recordáis a vuestros primeros profesores? ¿Quienes fueron?

Ángel Espinosa: Recuerdo que mi hermano mayor me enseñó a mover las piezas y después me apunté a las clases extraescolares de ajedrez que había en el colegio. No recuerdo el nombre del profesor que daba las clases, pero ahí empecé a mover mis primeras piezas.

Ramón Mañas: Mis primeros profesores fueron los que había en ese momento en la Escuela de Ajedrez local, Benito Piña, que me enseñó a mover las piezas y los primeros recursos tácticos y Juan Maroto el cual me dio clases cuando empecé a subir el nivel, me enseñó muchas partidas clásicas (Fischer, Capablanca, Morphy…) y me enseñó las aperturas que jugaba en mis inicios.

Carlos García: Mi primer profesor fue un monitor de Talavera, que impulsó el ajedrez en la ciudad durante muchos años. Su fuerza de juego era más bien poca, pero sabía inculcar en los niños la pasión por el ajedrez.

Eduardo López: Aprendí a jugar con mi padre al ajedrez. A partir de ahí, empecé a aprender ajedrez con el monitor del Club, Juan Carlos Domínguez fuerte jugador a nivel regional.

Luis Miguel Monreal: Félix Toribio.

María Alonso: Si, claro. En primer lugar, mi padre, en la escuela del pueblo. Cuando ya vio que no era suficiente, me ayudó Agustín Sancho para el subcampeonato de Baños . Luego ya lo más serio vino con Fernando Visier, los hermanos Alcázar y desde los campeonatos de España del 2008, Miguel Ángel Martínez.

Pablo Tierraseca: Los primeros fueron Manuel Suarez y Martín Benítez.

Monitores de La Roda: No recordamos exactamente cuando empezamos a jugar, porque hemos crecido rodeados de tableros, piezas y libros de ajedrez. Nuestro primer y único profesor ha sido Andrés Martínez, presidente del Club de Ajedrez Polideportivo La Roda y podemos decir que se ha bastado para enseñarnos no solo a nosotros, si no a las decenas de generaciones de niños rodenses que han aprendido a jugar desde el entusiasmo que Andrés ha mostrado siempre por este deporte.

José Vicente Jiménez: Por supuesto que recuerdo a mi primer profesor de ajedrez, fue en el colegio donde estudiaba, el Mª de los Llanos Martínez de Albacete. Era uno de los maestros del colegio, fue mi tutor en algún curso, y un fuerte jugador de ajedrez, varias veces campeón de Albacete y de Castilla-La Mancha, Francisco Gómez Cebrián (“Don Paco”) como aún le llamo. Íbamos a sus clases extraescolares una multitud de niños, de los que salimos bastantes jugadores de cierto nivel, y los que tuvimos la suerte de tenerlo de tutor, también practicábamos durante algunas materias e incluso en todos los recreos. Fue una época que nunca olvidaré.

regional antiguo

2. ¿A través de quién descubristeis la magia del ajedrez?

Ángel Espinosa: La magia del ajedrez la descubrí por mi mismo, cuando en mi primer Campeonato Provincial por Edades con 8 años (para 9), quedé segundo provincial y había muchos padres que quedaron impresionados de como ese renacuajo que nadie conocía solo había perdido una partida (ante el campeón). Eso me animó mucho y por eso quise aprender más y más (todos seguimos aprendiendo por muy grandes que nos hagamos).

Ramón Mañas: A través de un compañero de trabajo de mi padre, me enseñó a colocar las piezas y a moverlas un poquito, pero realmente no me llamaba mucho la atención al principio, tendría unos 8 años.

Carlos García: De mi padre, me enseñó a mover las piezas y jugamos infinidad de partidas en casa hasta que comencé a ganar algunas y buscamos un profesor.

Eduardo López: Mi padre fue quién me inculcó que el ajedrez es mucho mas de lo que la gente cree y me animé a seguir descubriéndolo.

Luis Miguel Monreal: A través de mi hermano.

María Alonso: Mi padre era monitor en Bargas, y desde pequeñas mi hermana y yo íbamos todos los viernes a la escuela, más a colocar los tableros y correr por la sala que a aprender. Lo natural fue empezar a jugar, viendo a Isabel García, que era como nuestra hermana mayor y los chicos de la escuela, empezaba a jugar y me divertía. Cuando juegas el provincial escolar, vas al regional, etc, descubres que no solo es divertido jugar sino que vas a muchos sitios con otra gente.

Pablo Tierraseca: A través de mi padre, que le iba explicaba a un primo mío como jugar al ajedrez y yo estaba delante; por suerte me pico el gusanillo.

Monitores de La Roda: Descubrimos el ajedrez y todo lo que lo envuelve a través de Andrés. Él nos ha transmitido esa pasión por este deporte que ha vivido desde tantas perspectivas (jugador, monitor, árbitro, organizador) y eso nos ha hecho a nosotros también seguir su estela.

José Vicente Jiménez: Pues empecé a tener curiosidad cuando en mi pueblo, mi tío Eliseo jugaba de manera local, teniendo varios trofeos en su casa, y un día me empezó a enseñar los movimientos. Siempre que iba al pueblo, jugaba al menos una partida, y siempre me ganaba. Pero cuando empecé las clases con Don Paco, cada vez le costaba más y más, hasta que llegó el día que conseguí ganarle. Quizás esa primera motivación por superar a alguien, hiciera despertar la magia de este deporte en mí.

La mayoría de la generación de monitores de ahora creo que vivió la época de la tecnificación en Castilla la Mancha por parte de Karen y Visier.

Karen

3. ¿Que recuerdos tenéis de Karen, Visier o algún profesor que os haya marcado en vuestra formación ajedrecística?

4. ¿Cuáles eran sus métodos?

Ángel Espinosa: Principalmente me acuerdo de Karen, que era muy exigente, y que “castigaba” a sus alumnos con flexiones cuando hacían de manera incorrecta algún ejercicio.

Su método básico era que nos hacía hacer múltiples ejercicios de táctica, y en la época de más joven, donde hay que tener es olfato táctico, es un método muy bueno en mi opinión, porque creo que el 80-90% de las partidas de todo el mundo se resuelve por un detalle táctico, por muy pequeño que sea.

Ramón Mañas: De Visier solo tengo el recuerdo de un campeonato de España, creo que en Mondariz, en el que gané un partida con un buen golpe táctico y me felicitó por ello, pero nunca di clases con el. Con Karen si que di clases como dos años creo, y la verdad que me divertí muchísimo, mas que nada porque íbamos un grupillo donde todos nos conocíamos y teníamos buena relación. Creo que fue en esa época donde más aprendí, empecé a conocer muchos finales teóricos, mucha teoría de apertura, aunque la verdad era muy perezoso para estudiar ajedrez.

La verdad es que recuerdo mucho mejor las anécdotas de aquel tiempo que el método en las clases, recuerdo que Karen me hacía apuntar a mano muchas partidas de GM’s de algunas aperturas concretas, recuerdo que me enseñó muchos finales teóricos, nos hacía jugar a la ciega… y también recuerdo que era duro con el que se equivocaba.

Carlos García: No llegué a conocer a Karen, pero Visier me parece el mejor profesor posible de ajedrez. Aparte de su vastos conocimientos (sobre todo en los finales), era un apasionado de los tableros sin cuya ayuda muchos chicos no habríamos llegado muy lejos.

Visier planteaba problemas, comentaba partidas antiguas y te ayudaba a encontrar aspectos en los que debías mejorar. Se centraba en temas estratégicos y principalmente en los finales: gracias a él he aprendido prácticamente todo (o lo poco) que sé de esta fase de la partida. Aparte de la concentración anual a nivel regional que hacíamos en septiembre en Seseña, en Toledo se organizaban cada 2 meses con los jóvenes más destacados de la provincia, y se realizaba un seguimiento específico del progreso individual de cada uno de nosotros. Analizábamos nuestras partidas de los campeonatos oficiales, y trabajábamos aquellos aspectos que Visier consideraba más importantes en cada caso. Bajo mi punto de vista, Fernando Visier ha sido el mejor profesor que ha habido en nuestra comunidad.

Eduardo López: Empecé con Karen en Álcazar de San Juan siendo sub-10. Sólo estuve un año con él, al principio un profesor con carácter cuando trabajamos posiciones complicadas, pero a la hora de descansos y campeonato un hombre majísimo.

Fernando Visier solo tuve el honor de coincidir con él en los Clinics de Seseña. Era muy buen profesor, una enciclopedia de finales. Un profesor que todo jugador que le gustase el ajedrez tendría que tener el contacto con él. Recuerdo un tablero mural donde todos atentos aprendíamos finales, (principalmente recuerdo el estudio de finales de alfil de distinto color con dos peones para un bando y el final de torres con la maniobra famosa conocida como el “puente”). Sinceramente, también estábamos todos atentos del reloj para llegar al descanso y jugar al fútbol que es lo que mas deseas a esas edades.

Destacar también a Herminio Herraiz, profesor que me enseñó que un trabajo constante ayuda a nuestra comprensión de las partidas. Con Herminio iba a Ciudad Real en tren desde Álcazar de San Juan todos los viernes.

Con Karen, el método era el estudio de partidas famosas mientras las apuntábamos en nuestro cuaderno. También alguna vez jugábamos partidas por equipos con castigos para el que cometía un grave error con análisis extenso de esta partida.

Visier, con tablero mural estudio de finales todo los alumnos aportando ideas hasta hallar la solución.

Herminio, trabajo duro en cada posición de grandes partidas. Análisis extenso que en aquel momento yo pensaba que no era necesario pero hace ver hasta que punto lo difícil que es el ajedrez.

Luis Miguel Monreal: No tuve el placer de vivir esa época, pero tuve el placer estar en unas clases de Ubilava.

Pues el método básicamente era ver partidas y finales, por ejemplo como dar el mate de rey y dos caballos contra rey y peon, en el cual ese final siempre nos dicen que son tablas.

María Alonso: Yo llegué tarde a la época de Karen, solo he oído hablar de él. Además, entonces nuestra escuela no pintaba nada para la Federación, no teníamos jugadores que interesaran. A Visier le conocí con 9 / 10 años, en un curso que nos daban en el colegio Mora. Fue fundamental para formarnos sobre todo en lo más rollo de aprender (y enseñar) de este deporte: los finales. En eso Fernando Visier es el mejor. A veces me aburría o salía de clase con la cabeza hecha un bombo de calcular, pero sin duda es la fase de la partida que más resultados decide y lo admitía. En mi trayectoria fue fundamental, como después el baño táctico y la disciplina de trabajo de los hermanos Alcázar, y la preparación de partidas y puesta en escena de Miguel Ángel.

Fernando era de la escuela de tablero mural: la informática y Visier aún en esa época eran mundos diferentes. Solía sacar un tema y a partir de una posición (sobre todo finales), nos preguntaba, y claro, cuando no dábamos una, con el fino humor que tiene explicaba la solución, que entonces parecía tan natural…En definitiva, escuela clásica de tablero en pared y a pensar.

Pablo Tierraseca: Karen Movsziszian me marcó para toda la vida por su pasión del ajedrez y la forma de transmitirla. Además todo lo “duro” que podía ser analizando o preparando, lo hacía por el bien del alumno, ya que fuera del tablero es una persona que hace lo que sea por sus amigos como bien ha demostrado por todos los sitios donde ha estado.

Gracias a mi trabajo con él logré mi mejor puesto en el campeonato de España sub 12 que fué 3º empatado con 1º y 2º (David Lariño y el conquense Carlos Hidalgo que también trabajaba con Karen) y el segundo año de sub 12 llegamos con opciones en la última partida de ser campeón de España

Con Fernando Visier también las veces que coincidí con él también le dedico buenas palabras por todas las experiencias que ha tenido y transmitido.

Karen nos enseñó a visualizar el tablero, a imaginar como podíamos mejorar nuestra posición , son celebres sus momentos de ¿pero cómo haces esto, no ves que es malísimo? con más frases tipo Van Gaal, pero lo hacía porque le habían enseñado así, además nos hacía más duros ante las críticas que puede haber en otros aspectos de la vida.

Monitores de La Roda: Tanto en nuestros comienzos, como durante nuestro desarrollo como jugadores, monitores, organizadores y árbitros de ajedrez, la pieza fundamental ha sido Andrés Martínez. Nos ha enseñado cosas muy importantes sobre lo que ocurre en el tablero y fuera de él , y todo lo que rodea a este mundo del ajedrez. Recordamos que desde el comienzo de nuestros entrenamientos, él se centró fundamentalmente en enseñarnos a pensar en una partida, mostrándonos la esencia del ajedrez y no solo a aprendernos de memoria aperturas, finales, etc.

En ocasiones puntuales hemos tenido monitores como Karen, Saldaño, Vassallo o Ubilaba, pero solo en casos muy concretos, nunca de forma continua. De ellos, Asun recuerda con mucho cariño a Mauricio Vassallo, ya que era un maestro muy dinámico y conectó muy bien con él. Él fue el monitor que estuvo con el equipo de Castilla La Mancha cuando fueron campeonas de España.

Los métodos que utilizábamos se basaban en análisis de partidas, generalmente las que jugábamos nosotros y también algunas partidas de los mejores jugadores de la historia. Dentro de las posiciones que se iban dando, él nos inducía a buscar y analizar distintos planes, y de ahí íbamos desarrollando estrategias que nos servían para trabajar aperturas, medio juego y finales.

A veces nos proponía la resolución de posiciones concretas en las que buscaba que trabajáramos algunos aspectos en los que veía que teníamos más carencias.

Como hemos dicho anteriormente, siempre nos han hecho hincapié en la necesidad de conocer el por qué se realizan ciertas jugadas y nunca memorizarlas mecánicamente, ya que sino, no seríamos capaces de saber desenvolvernos en posiciones que no hubiéramos estudiado antes.

José Vicente Jiménez: Yo nunca llegué a disfrutar de esa tecnificación. Aunque más tarde, tuvimos en Albacete los servicios de Karen, y a mí me encantaba. Supongo que su forma de ser cercana a nosotros hace que rápido le tuvieras buena estima. Me gustaba la forma de dar las clases y que su repertorio era parecido al mío, hacía que fuera alguien que marcase mi formación.

Sus métodos…no sé si en realidad era un método o no, pero era muy duro, normalmente nos enseñaba sus partidas y las comentaba con nosotros, casi nunca acertábamos sus preguntas y nos echaba buenas broncas, pero quizás esas broncas, hacían que te marcaran más y conseguías mejorar gracias a eso.

Ramón Mañas

5. ¿Creéis que hoy en día se podría crear una escuela de tecnificación que englobase a toda Castilla la Mancha? ¿Cómo sería para vosotros la escuela ideal en nuestra comunidad?

Ángel Espinosa: Realmente creo que es muy difícil, porque nuestra comunidad es demasiado extensa, aunque creo que existen algunas ideas para tratar de ayudar a nuestros mejores jugadores, que puede ser que jueguen torneos internacionales becados por la Federación y así que intenten progresar o que algunos de estos jugadores tenga un entrenador-monitor constantemente trabajando con él, aunque sea vía online. Para esto último, es fundamental la edad del jugador, con niños pequeños no creo que sea recomendable.

Ramón Mañas: Creo que sería un proyecto complicado por las distancias, si es verdad que internet ayuda muchísimo, pero soy de la opinión de que se aprende mucho más con clases en vivo que con las clases a distancia, pero bueno veo que ya se están intentando hacer proyectos de se tipo y con el tiempo se irán mejorando y veremos a donde nos conduce. No sabría contestar a como sería la escuela ideal pero bueno, creo que en otras comunidades como Andalucía o Navarra se está haciendo un trabajo excelente y quizá habría que aprender de los que a día de hoy lo están haciendo mejor.

Carlos García: No, pienso que en la actualidad el nivel de muchos jóvenes castellanomanchegos es similar, de modo que no veo viable reunirlos a todos y trabajar con ellos de manera conjunta. En mi opinión, son las delegaciones las que deben implicarse en las escuelas de tecnificación con los chicos más prometedores de cada provincia: realizando un seguimiento adecuado a los chicos, y trabajando con ellos en base a un proyecto a medio y largo plazo. Para ello, pienso que actualmente hacen falta monitores bien preparados y, sobre todo, con interés real en el progreso de los jóvenes.

Eduardo López: Si, con mucha dedicación. Es difícil, por lo amplia que es esta comunidad, pero con ilusión y trabajo se puede conseguir un buen proyecto.

Una escuela similar que se llevó con Karen en Álcazar de San Juan sería mi planteamiento para años posteriores y como han cambiado los tiempos, podemos mejorar esa escuela con la parte online para un seguimiento diario de los alumnos.

Luis Miguel Monreal: Claro que se puede, siempre y cuando haya más involucración e interés por la federación, básicamente funcionaba mejor hace unos años, el motivo no lo se, pero te pones a pensar jugadores , y el primero que se te viene a la cabeza es Herminio Herraiz, después sigues pensando y se te viene Jose Vicente, los hermanos Alcazar,… muchos mas, el cual hoy en dia creo que es mas difícil que salgan jugadores de ese nivel, ya sea por las nuevas tecnologías, los propios niños que tienen mas actividades y tienen el ajedrez como en un segundo plano, antes también es verdad que había mas niños que jugaban al ajedrez.

María Alonso: Se podría y debería, pero no cualquier cosa, que sirva para decir “hemos creado un escuela de tecnificación”, para aparentar que se hace algo, juntando en un listado a los chicos que logran resultados y ya trabajan en sus escuelas y clubes con sus entrenadores.

Debe hacerse de abajo a arriba, empezando por contar con el ENTRENADOR HABITUAL de cada chico, aportándole lo que éste no puede. Me parece bien que se pague a los chicos un acceso a Chess24 como ahora se hace, pero jugar en internet ya lo hacen por sí mismo.

Coordinación de los monitores/entrenadores de base/club, y por distancia uso de internet (véase la FEDA) y lo más importante: aprovechar a la gente que sabe de esto y tenemos en la región, como Ángel Espinosa, el tío más preparado e implicado para esto que he conocido. Fundamental la implicación del entrenador en los resultados, eso también es fundamental, que “se la juegue” con el progreso de los chicos. Por desgracia, cuando se habla de planes de perfeccionamiento, es inevitable pensar que no deja de ser una actividad económica más que deportiva.

Pablo Tierraseca: Ojalá pueda haber una escuela de tecnificación, de todas maneras el primer trabajo lo tienen que hacer los clubes formando y atrayendo a jugadores , el 2º paso son los padres y madres que son los que hacen los sacrificios de acompañarlos y el 3er paso es que al niño/niña de verdad le apasione el ajedrez y quiera mejorar, que este dispuesto a trabajar, a hacer viajes, a ir a torneos.

Con internet ahora es más fácil porque se pueden mandar mas cosas y la comunicación es más fluida, pero si luego no se trabaja en casa no sirve.

Monitores de La Roda: Actualmente se está llevando a cabo un curso en una plataforma virtual de tecnificación en el que participan los actuales campeones regionales. Todavía es muy pronto para evaluar los resultados obtenidos, pero desde La Roda apoyamos esta iniciativa por parte de la Federación. No obstante, pensamos que unos días de convivencia, por ejemplo antes de ir a un nacional, tendría un mejor efecto tanto en las relaciones sociales de los niños como en sus conocimientos técnicos. Pues como docentes sabemos que los aprendizajes se adquieren mejor en clases presenciales que en clases a distancia.

José Vicente Jiménez: Bueno, yo creo que es complicado, debido a que tenemos una comunidad muy extensa, pero diría que no es el único motivo. También hay que querer desplazarse, y hacer algún esfuerzo. Y pongo un ejemplo, en Albacete se ha comenzado una tecnificación provincial….y a la gente le cuesta desplazarse (¡y eso que sólo es la provincia de Albacete!),y para mí las tecnificaciones son algo fundamental, ¡ojalá en mis tiempos yo hubiera podido tener lo que se tiene ahora!. Lo que sí está claro, esque la tecnología ha avanzado, y una tecnificación regional, se podría monitorizar vía internet, eso sí, sin olvidar de vez en cuando tener clinics presenciales, ya que para mí , ambas cosas deben ir de la mano.


Y hasta aquí la primera parte de la entrevista. Creo que las reflexiones de los monitores sobre sus primeros pasos y sobre la tecnificación en Castilla La Mancha son muy interesantes. Agradecerles que se hayan prestado a este experimento a todos. Esta tarde el resto de las preguntas con la respuesta a la pregunta que dieron en chess24 hace unos días aquí: