Mis años de ajedrez en Tomelloso

"Se necesitan dos piedras para hacer fuego." Louisa May Alcott.

Llegué a Tomelloso en 2001 con la ilusión de afrontar mi primer destino definitivo como profesor de instituto. Tengo muy buenos recuerdos de allí, y en particular del ajedrez. En el instituto coincidí con Juan Carlos Domínguez, un gran tipo que tenía la capacidad de hacerme reír a carcajadas con su gracejo andaluz, y que tuvo la generosidad de hacerme participar del club y de la escuela de ajedrez municipal. En el club de ajedrez y en la escuela municipal destacaba la presencia de Ángel Luis López, gran persona, alma mater y el motor del ajedrez en Tomelloso todos estos años.

Yo venía de ser un ajedrecista más, gané un campeonato de Aragón por equipos y participé en algún campeonato de España, pero hacía tiempo que no competía ni entrenaba. Al llegar a Tomelloso me encontré con la motivación de ayudar para sacar adelante un club y con la responsabilidad de ser un referente para chicos jóvenes, alguno, como Rubén Cañas, alumno mío.

alberto

Recuerdo la primera partida del por equipos provincial en 2002, disputada en Almagro. Para mí fue un descubrimiento ese pueblo, la plaza, el corral de comedias, la evocación del siglo de oro, una gran época para el teatro y el ajedrez. Estaba nervioso por no defraudar, era la primera vez en mi vida que estaba a la cabeza de un equipo en el que se me miraba como profesor, y mi rival era un chico joven que no jugaba mal. Al final todo salió bien, de hecho intuí que mi rival descuidaría su octava fila y me permitiría el remate que siguió.

Alberto contra Santiago Salas

Martinez Cebolla,Alberto - Salas,Santiago; Ciudad Real por equipos.

El final de ese torneo lo considero la culminación de mi carrera como jugador de ajedrez por equipos. La última ronda del provincial se disputó en el ayuntamiento de Tomelloso. Ocupé el primer tablero (por la ausencia ese día de Juan Carlos) y el torneo se decidió en mi mesa contra un fuerte jugador del Zugzwang de Villanueva de los Infantes. Ya se sabe, todo el mundo mirando en corrillo en torno al tablero, y yo que había sacrificado una pieza sin saber muy bien cómo iba a acabar mi ataque desaforado…

Alberto con negras contra Antonio Castellanos

Castellanos,Antonio (2124) - Martinez Cebolla,Alberto; Sala Francisco Carretero, Ayuntamiento de Tomelloso, Por equipos Ciudad Real 2002

Al dar este mate nos proclamamos campeones provinciales. Un muy buen recuerdo.

Ese mismo año comencé a colaborar con la escuela municipal de ajedrez. Juan Carlos se ocupaba de los mayores y yo de los pequeños. El curso 2002-2003 se formó un grupo de chicos encantador, con varios de los cuales estuve cuatro años entrenando dos horas semanales y participando en torneos escolares. José Manuel, Gonzalo, Irene, Clara… mi concepto de la enseñanza se basa en la cercanía y el cariño, y con este grupo de chavales di y recibí cariño a raudales todos esos años. El primer año tengo un recuerdo imborrable de Santi, un chico ciego que se integró maravillosamente en el grupo con su tablero adaptado y su reloj (para oír el tiempo que le restaba a él y su rival). El tesón de su madre colombiana recién llegada a España me pareció admirable.

alberto

El año 2003 de nuevo fuimos campeones provinciales. Ese año conseguí convencer a María Ángeles, mi pareja (y ex-campeona de Aragón y séptima de España a principios de los noventa) para jugar alguna partida si hacía falta, y sacó unas tablas y estuvo a punto de ganar a Pablo Gómez, un fuerte jugador de la provincia “Quien tuvo retuvo”, y María Ángeles, que sí tenía completamente abandonado el ajedrez, demostró que podía rendir a buen nivel. Disputamos el campeonato autonómico en Ciudad Real. La primera ronda jugamos con Ocaña, yo de nuevo en el primer tablero con un rival difícil. Y me salió una de las mejores partidas de mi vida…

Alberto en el regional por equipos

Martinez Cebolla,Alberto - Blanco,Tomas; Castilla-La Mancha por equipos, 2003

Con la inestimable participación de Juan Carlos en el primer tablero en este torneo autonómico conseguimos quedar terceros, un gran logro para un club formado por dos profes de instituto y unos chicos en edad escolar (recuerdo que el primer puesto estaba claro para un equipo compuesto en su totalidad de jugadores profesionales o semi-profesionales).

alberto

Ese año todavía fui capaz, en un torneo interno de nuestro joven club, de derrotar a Rubén, Miguel Ángel, Eduardo y Ángel Carlos, y entablar con Juan Carlos. Pero para mí estaba claro que por su progresión los chicos me iban a superar en pocos años, como así fue. En 2004 fui al torneo de La Roda para ver si obtenía elo FIDE, y lo conseguí. Ese mismo año nació mi hija Alicia, que andando los años sería campeona de Aragón sub 12 y subcampeona de España de colegios en Buitrago (el año siguiente al que participó un equipo de Tomelloso, qué pena no coincidir). Ya en 2006 en un torneo interno quedó patente que al menos Ángel Carlos y Eduardo me superaban en el tablero, lo que es una satisfacción siempre para quien los ha visto crecer como personas y jugadores de ajedrez. Entre 2003 y 2006 las alegrías vinieron de la evolución de los chicos, de sus logros en el ajedrez escolar. Para mí todo culminó en 2006 en el autonómico por edades en Albacete. Estuvimos conviviendo unos días (para algunos era su primera experiencia fuera de casa), preparamos partidas, fuimos al cine y a comer pizza y nos divertimos jugando al ajedrez. Ese año Clara fue campeona provincial (ya en la distancia vi cómo consiguió ser campeona autonómica) y Eduardo fue campeón autonómico (recuerdo cómo funcionó una recomendación de apertura para la partida decisiva en ese torneo).

alberto

Ese año llegó el concurso de traslados, que señalaba el final de mi experiencia manchega. Hicimos una sesión de cine con padres viendo En busca de Bobby Fischer y nunca olvidaré el cariño de la despedida de mi familia ajedrecista de Tomelloso. Gracias a todos por estos años. Los llevaré siempre en el corazón.