José Ramón Ramírez campeón del Campeonato Provincial Absoluto 2018

Durante los tres primeros domingos de este mes de mayo se ha disputado en una de las salas del pabellón Quijote Arena de Ciudad Real el Campeonato Provincial de Ajedrez Absoluto, Femenino y de Veteranos, que ha contado con la participación de 30 jugadores, siendo el sistema de juego un suizo a 6 rondas.

La primera ronda estuvo marcada por la gran cantidad de byes de los que hicieron uso hasta 12 de los 30 jugadores inicialmente inscritos. Esta fase de la competición me cruzó con Jesús Lozano, a quien he tenido como alumno este año en el curso de ajedrez que organicé en Bolaños, llevando las piezas blancas. Con Jesús había disputado una partida de competición previa, en el torneo de Bolaños de 2018, saldada con un resultado favorable a mis intereses. En esta ocasión, Jesús mezcló planes en una apertura de la que salí con una ventaja decisiva, que convertí sin excesivos problemas en el punto entero. En cuanto al resto de partidas, prácticamente todos los favoritos por ránking se impusieron.

En la segunda ronda me enfrentaba a Luis Miguel Monreal, quinto jugador en el ránking inicial, conduciendo las piezas negras. Ante este rival hay un precedente en el Provincial Absoluto del año pasado, en el que obtuve la victoria. De nuevo, salí de la apertura con ventaja estratégica decisiva, llegándose a la siguiente posición, con turno del negro en el movimiento 20 (si queréis pensar sobre el diagrama, no paséis al siguiente párrafo):

Juegan negras. Monreal Bejarano, L. M. – Ramírez Díaz, J. R., Ciudad Real Absoluto, 6-5-18.

En este momento, el blanco acababa de situar su torre en la casilla c1, atacando el alfil negro de c6, además de amenazar un cambio de damas en c4 que, teniendo en cuenta la situación de los reyes, aliviaría ligeramente los problemas de las blancas. Así pues, encontré la jugada 20…Cc3!!, que abre la diagonal blanca para la batería alfil-dama de las negras, así como intercepta la acción de la torre blanca sobre la columna c, anulando las amenazas anteriormente descrita. Dado que, para evitar el mate, mi rival tendría que asumir grandes pérdidas materiales, se produjo el abandono inmediato de mi oponente.

En cuanto al resto de partidas, destacaría la victoria de Félix Barba sobre Carlos Álvarez, primer cabeza de serie del torneo. El resto de favoritos cumplieron con su papel.

En la tercera ronda tenía enfrente a Martín Torres, un jugador ante el que no había jugado previamente, con las piezas blancas. Tras seguir la teoría de la Defensa Alekhine hasta prácticamente la jugada 20, obtuve una posición ligeramente ventajosa, llegando el momento crítico en el trigésimo movimiento, ya con ambos jugadores cercanos a los apuros de tiempo:

Juegan blancas. Ramírez Díaz, J.R. – Torres Valverde, M., Ciudad Real Absoluto, 13-5-18

En esta posición, 31.Ta7 parece otorgar al blanco una muy clara ventaja. En cambio, moví 31.Ta4, omitiendo la jugada 31…d3 tras la que, si bien objetivamente la posición debe estar igualada, es mucho más fácil jugar con negras. A partir de ahí, mi rival jugó muy bien, logrando llevarse la partida.

En el resto de partidas, destacaría la victoria de Francisco Javier Sánchez en su particular derby frente a Antonio Castellanos, así como la de Rubén Romera sobre Luis Miguel Monreal o el empate entre Joaquín García del Moral y Jesús Lozano. En las otras mesas, más o menos se cumplieron los pronósticos.

La cuarta ronda me tocó enfrentarme a Esther Ruiz de León, conduciendo las piezas negras. Si bien ante Esther tengo unos precedentes mayoritariamente favorables, en nuestro último cruce logré salvar un empate milagroso. En esta ocasión, Esther estuvo lejos de su mejor nivel, pudiendo ganar una pieza en la jugada 15 con un sencillo truco táctico. Por si algún lector se está iniciando en el ajedrez, dejo la posición clave para que intente resolverla:

Juegan blancas. Ramírez Díaz, J.R. – Torres Valverde, M., Ciudad Real Absoluto, 13-5-18

En la posición anterior, el negro puede ganar una pieza con 15…Cxd3, explotando el tema táctico conocido como destrucción de la defensa, en este caso del caballo de e2. A partir de aquí, pude imponerme en la partida sin excesivos problemas.

Del resto de partidas destacaría que nadie logró mantener su puntuación perfecta, ya que Francisco Javier Sánchez había pedido un bye para esta ronda y Martín Torres empató su partida ante Santiago Benito. También creo que merece mención la victoria de Carlos Álvarez sobre Francisco Murillo, en la que el rey de Francisco se fue de senderismo hacia el campo contrario, donde acabó siendo atrapado por las piezas rivales.

El último día de juego se presentó con un duelo entre los dos líderes, Francisco Javier Sánchez y Martín Torres, que encabezaban la competición con medio punto de ventaja sobre un numeroso pelotón perseguidor. El empate en su partida dio opción a algunos ajedrecistas a unirse al grupo cabecero. Por mi parte, tenía enfrente a Félix Barba, un veterano que estaba cuajando una muy buena actuación en este campeonato, con victorias ante rivales tan duros como Carlos Álvarez o Antonio Castellanos. Era la primera vez que enfrentaba a este ajedrecista. La partida estuvo entretenida desde el principio, ya que mi rival entró en una línea en la que quedaba con pieza de desventaja a cambio de dos peones. Todo el rato la posición fue muy compleja, por lo que los errores abundaron por ambas partes. Finalmente, pude llevarme la victoria y meterme de lleno en la lucha por el título. La partida más dramática se vivió en la mesa 2, en la que Carlos Martínez-Conde se dejó mate en una ante Carlos Álvarez en una posición con ventaja de material. El resto de partidas cumplió con los pronósticos y los favoritos por rating se impusieron.

Así pues, la sexta y última ronda del campeonato se inició con cinco jugadores empatados con 4 puntos y con todas las opciones abiertas para lograr el título. Los emparejamientos en las primeras mesas fueron los siguientes:

  1. Carlos Álvarez (4) – Francisco Javier Sánchez (4)
  2. Santiago Benito (4) – José Ramón Ramírez (4)
  3. Martín Torres (4) – Raúl Moreno (3,5)

Mi rival para la última ronda fue mi compañero de club Santiago Benito, ante quien el precedente en partidas lentas más cercano data de julio del año pasado, en el que logré la victoria. En esta partida conseguí un buen juego de piezas a cambio de sacrificar la solidez de mi estructura de peones. Poco antes de la jugada 20, pude ganar una pieza, lo que me permitió obtener la victoria. Tras hacer mi trabajo, me tocaba esperar acontecimientos de las demás partidas.

Tras una interesante lucha, Carlos Álvarez se impuso a Francisco Javier Sánchez, para alcanzar también los cinco puntos. En la mesa 3, Martín Torres remató su gran torneo venciendo de forma convincente a Raúl Moreno. Así, se uniría también al grupo de líderes.

Además de la lucha por el título absoluto, en los tableros 4 y 5 se vivieron duelos que decidirían el título de veteranos. En un duelo directo, Félix Barba logró la victoria ante Joaquín García del Moral, mientras que Antonio Castellanos tuvo el honor de ganar en la última partida en acabar de este campeonato frente a Luis Miguel Monreal.

Por otro lado, ninguna de las féminas con opciones de lograr el título obtuvo nada positivo de esta última ronda, manteniéndose, por tanto, invariable el orden vigente desde la partida anterior.

Poco antes de acabar la última partida, me comunicaron la sorprendente (y agradable) noticia de que, simulando el resultado más probable de ese choque, mis desempates eran mejores que los del resto de jugadores con 5 puntos. Siendo sincero, tras caer derrotado ante Martín en la tercera ronda y alcanzando él también los 5 puntos, no me imaginaba que mi Bucholz iba a ser mejor que el suyo pero, por una vez, la suerte de los desempates me ha favorecido, lo que me ha permitido obtener el título de campeón provincial por quinta vez, tras los de 2003, 2005, 2009 y 2012. Desde estas líneas también quiero felicitar a Martín Torres por su espectacular subida de 118 puntos de ELO en este campeonato.

En la categoría de veteranos, Félix Barba se hizo con el título provincial, tras realizar también una muy buena competición, con una subida de 81 puntos de ELO FIDE, incluyendo victorias ante sus más directos rivales en esta categoría.

Entre las féminas, Esther Ruiz de León repitió título, tras hacer 2’5 puntos de 6 posibles.

La clasificación final completa, así como la información de los emparejamientos y resultados de cada ronda, se puede consultar en el siguiente enlace:

Aprovechando que el año pasado estuve buscando información sobre la historia de los Campeonatos Provinciales Absolutos, adjunto una tabla resumen con los datos que fui capaz de reunir actualizados. Evidentemente, se agradecen las posibles aportaciones de información que puedan ayudar a completarla.

Año Sede Número de jugadores Campeón
2018 Ciudad Real 30 José Ramón Ramírez
2017 Tomelloso 48 Fco. Javier Sánchez
2016 Bolaños de Cva. 48 Víctor Fernández
2015 Ciudad Real 40 Domingo Gijón
2014 Valdepeñas 35 Carlos Álvarez
2013 Bolaños de Cva. 36 Ángel Espinosa
2012 Ciudad Real 22 José Ramón Ramírez
2011 Almagro 32 Domingo Gijón
2010 Ciudad Real 42 Víctor Fernández
2009 Torralba de Cva. 22 José Ramón Ramírez
2008 Valdepeñas 33 Víctor Fernández
2007 Tomelloso Ángel Espinosa
2006 Ciudad Real 14 Ángel Espinosa
2005 Moral de Cva. José Ramón Ramírez
2004 Moral de Cva. Pablo Gómez
2003 Miguelturra José Ramón Ramírez
2002 Miguelturra Pablo Gómez
1996 Socuéllamos 24 Manuel Rayo Ramos
1994 Bolaños de Cva. 26 Rafael Portugués
1993 Tomelloso 34
1991 Socuéllamos Félix Rodrigo
1987 La Solana
1986 Puertollano 17 Rafael Campos
1984 Tomelloso 38 Juan Antonio Araque
1982 Ciudad Real 20
1981 Valdepeñas 26 Juan Maroto
1980 La Solana 94 (fase final de 16) Joaquín García
1975 Alcázar de San Juan 25 Fernando Vacas
1969 Benito Martínez